domingo, 23 de enero de 2011

Saltillo.

Algo tiene Saltillo, que siempre hace que vuelva allí. Aunque pase mucho tiempo entre cada visita. Tiene que ver mucho esa mezcla de montañas y desierto. Y que aun guarde muchos aspectos de ciudad de provincia.

Donde hay fachadas coloridas que han resistido el paso del tiempo.

Y hay calles empedradas, con enormes árboles que proyectan su sombra y crean una atmósfera como de cuento de García Márquez.
Y donde se pueden tener vistas geniales de los alrededores.
Y en cada rincón hay siempre caminos que nos llevan a sitios donde tal vez podamos encontrar algo interesante.
Como el perfil de algún habitante del desierto, recortado contra el cielo casi siempre despejado.
O una miríada de pequeñas plantas que logran cautivar la atención.
O pequeños roedores socializando, a los cuales resulta interesante observar.
La historia de la región no sólo se encuentra sobre la superficie, sino también bajo ella. Y nos habla de gigantes que alguna vez caminaron por ese mismo suelo.
Y de seres que poblaron vastos mares hoy inexistentes, y que dejaron su huella plasmada en piedra.
En tanto que, muchísimo tiempo después, se erigían estructuras que hoy le dan identidad a la ciudad.
Muchas veces, los restos del pasado nos muestran la dirección que el futuro podría tomar.
También el pasado deja constancia del paso de personajes relevantes.
La ciudad crece, y muchas de esas cosas antiguas, son transformadas y redefinidas.

Sin importar los cambios, se erige como el corazón de toda esa región.
Lo que se manifiesta en su actividad política y cultural.
Y hay colorido hasta en los detalles más pequeños y en apariencia menos significativos.
Ante ciertas fachadas, lo único que uno puede hacer es callar. Y entender.Y, sobre todo, imaginar. La vida antes y la vida después de nosotros.Y aun sigo sin encontrar la respuesta a por qué me agrada esa ciudad.

4 comentarios:

Javier dijo...

excelentes fotos y leyendas, se nota que el pasado determina la vida de una localidad

HiperInteractiv dijo...

Algo tiene tu Blog, que siempre hace que vuelva aqui...
=D
Un abrazo Noé!

Noé dijo...

Javier:
Saltillo tiene más de 400 años de historia a cuestas. Es difícil no ligar los sucesos a la identidad actual de la ciudad.

Hiper:
Gracias por ser de los asiduos =)

Ghysell dijo...

me dieron muchas ganas de ir, hace un rato que no voy, saludos!!! =)