martes, 13 de abril de 2010

¡Ah, infames Bandar-log!

De todos los libros que he leído desde que era niño, sin duda "El libro de las tierras vírgenes", de Rudyard Kipling, es uno de mis favoritos. Y hasta la fecha, lo vuelvo a leer y lo encuentro sumamente entretenido. Aunque siempre se le ha catalogado como literatura infantil, en modo alguno lo es. Y creo que el autor tampoco tuvo esa intención al escribir los relatos que conforman esta obra. Aquella India misteriosa y exótica del siglo XIX, reflejada en múltiples personalidades de los animales selváticos, capta de inmediato la atención y hace volar la imaginación a más no poder. Principalmente, porque los arquetipos no están tan alejados de la vida real. Y es muy fácil identificarse con ellos: Akela, el lobo líder siempre prudente. O con Baloo, el maestro de la Ley. O Bagheera, símbolo de fuerza, astucia y cierto misterio...Y podría continuar enumerando los personajes que desfilan entre todas estas páginas. Sin embargo, hay unos en particular que me parecen algo pintorescos. El pueblo de los Bandar-Log...

Impulsivos, banales, anárquicos. Por lo mismo, despreciables para el resto de los animales de la selva. Parias que vagan de aquí para allá, ávidos de atención del resto de las criaturas para sentirse importantes. Con un serio problema de déficit de atención, que hace que cualquier proyecto que emprendan siempre lo dejen a medias. Revoltosos e indisciplinados, por ser un pueblo sin ley. Su lema era "Somos grandiosos, somos libres, somos maravillosos, somos el más grande pueblo de la selva. Nosotros lo decirmos, por tanto, debe ser cierto"....¿Con cuántos así nos hemos topado en alguna ocasión? O incluso ¿cuántas veces nosotros mismos manifestamos algunas de estas características?

Y el título de la entrada es una exclamación de Baloo, el oso, cuando se disponía a rescatar a Mowgli, quien había sido secuestrado por los monos con la intención de nombrarlo rey. Me suena, no sé, chistosa. Como una especie de insulto elegante cuando algo o alguien llega a fastidiarte planes ya trazados ¿no? Cada uno tenemos nuestros particulares Bandar-log con los cuales lidiar. El punto es cómo los enfrentamos. Dicen por ahí que, si no puedes con el enemigo, debes unírtele. Sin embargo, ¿no es eso, en cierta forma, faltar a los principios o ideales que tengamos, fuesen cuales éstos fuesen?

A diferencia del libro, sólo espero que ninguno de ustedes tenga que recurrir a un pitón para deshacerse de los Bandar-log, jaja. O bueno, a gusto de cada quien =P Buen finde!!!!

5 comentarios:

HiperInteractivo dijo...

Hola Noé.
También soy de los que piensan que en la literatura "infantil" hay más que sólo cuentos para niños. Qué bien que hayas publicado una entrada a propósito de 'El libro de la Selva'.
Y aunque desgraciadamente en nuestro país hay demasiados Bandar-log, qué bien que existan los 'osos', jaja.
Se despide de ti esta india misteriosa y exótica, pero del siglo XXI. =P

el ishmail dijo...

Yo de niño no leía porque mi déficit de atención me impedía concentrarme en letras, yo quería hacer experimentos y brincar y cantar y ... bueeh, nunca es tarde, tal vez lo lea.

Javier dijo...

cuando era niño yo lei poco...

RNST dijo...

pero si mal no recuerdo se tuvieron que disfrazar como ellos para salir adelante, sin unirse a ellos... solo aparentando... será que es respetable fingir ser del grupo para sobrevivir... no lo sé...

Noé dijo...

Hiperinteractivo:
Ehm....como de qué "osos" tas hablando, man´to?? Jaja. Es cierto, muchas alegorías de los personajes pueden aplicarse a personas y situaciones reales. Pero bueno, más allá de interpretaciones personales y "ponte el saco", me gusta como ejercicio de imaginación. Que a fin de cuentas, es uno de los propósitos de la literatura ¿no?. Me gustó lo de "india exótica y misteriosa del siglo XXI", jaja. Tas re-loco!!! Saludos!!!

Ishmail:
Bueno, nunca es tarde para empezar a tomarle aprecio a la lectura. Más aun, a la buena lectura (disculpe Paulo Coelho, pero esa categoría no o incluye a usted). Gracias por visitar, leer y comentar. Saludos!!!

Javier:
Y qué tal ahora de mayor??

RNST:
Ehm...pues no, se deshicieron de ellos a madrazo limpio. En cuanto a fingir para ser del grupo...es cuestión de principios, supongo. No creo que sea muy respetable, pero aquí entran en juego las decisiones personales y las prioridades. No podría decirte que yo no lo aplicaría, así como estoy seguro que muchos lo harían si su vida, su trabajo o algo más estuviera en juego. Pero como cada uno somos diferentes, prefiero no generalizar. Si somos del montón o sobresalimos pese a lo que se diga y a lo que venga, es cuestión personal. Saludotes!!!