lunes, 24 de mayo de 2010

¿Y si....?

Ambos permanecían de pie, desnudos, frente al espejo del pasillo. El cabello revuelto, la respiración aun agitada después del sexo. La piel provista de ese brillo peculiar que le da el sudor. 1 abrazaba a 2 por la espalda. Su brazo izquierdo alrededor de sus hombros. El derecho rodeando su torso. Los labios en el punto exacto. Su barba provocando reacciones secundarias donde quiera que pasara. 2 simplemente cerró los ojos y se dejó llevar por las emociones que surgían impetuosas. ¿Valdría la pena emocionarse por algo que bien podría ser efímero? ¿Ese momento, ese "aquí y ahora" sería trascendente? ¿Y por qué preocuparse del futuro? ¿Por qué no mejor vivir sólo el momento? ¿O estaría actuando irresponsable e impulsivamente? ¿Y si decía "no" justo en ese momento, aunque ya hubiesen pasado muchas cosas entre ambos? ¿Y si después se arrepentía de ese "no"? Muchas preguntas agolpándose en un momento en el que lo único que deseaba era mandar al diablo tantas dudas y entregarse de nueva cuenta a aquel que tanto le había gustado desde ese primer intercambio de miradas. Abrió los ojos. Y esa misma mirada que lo detuvo en público estaba posada en él. Ahora en privado. Se miraron largo rato a través del espejo. En silencio. Y la sonrisa que se dibujó en el rostro de ambos calmó sus inquietudes.

9 comentarios:

Javier dijo...

muchos cuestionamientos...

Noé dijo...

Y las respuestas deben estar ahí. El punto es si se desea que esa sea la respuesta correcta.

Abraham dijo...

Las respuestas siempre estan ahi, pero siempre nos negamos a verlas o a tomarlas como la respuesta correcta.

Noé dijo...

Rehuimos y nos vamos por la tangente. Y entonces queda siempre esa pregunta "¿y si hubiera...?" No, no no!!! definitivamente eso no es bueno =/

AlexCerati dijo...

Creo que es mejor intentar y que falle a no intentarle. Por eso del "Y si hubiera...?". Como que es más desgastante la duda que el fracaso...

Noé dijo...

Tienes los dedos llenos de razón!!! XD

HiperInteractivo dijo...

No se vale que te metas a mi cabeza y publiques mis dudas amorosas que en este momento me dan tantas vueltas en la cabeza. =P

¿Será que el deseo y la trascendencia son siempre incompatibles? No quisiera creer que sí. Sea como sea, vale la pena vivirlo, pues el tiempo tiene una sola realidad: el instante.

Muchas gracias por tu relato, es tan íntimo que lo siento como propio. Gracias por que me ayuda a pensar las cosas, ahora que me acaban de decir "que siempre no" =...(

Un abrazo Noé!

Noé dijo...

Hiper:
Los "siempre no" ´s tienen una razón de ser. Y aunque de momento nos provoquen desilusión, a la larga logramos entender que fue lo mejor. Espero que tanto tú, como quien te escribe esto, como quien lo lea aparte, pueda entenderlo de la forma más rápida y completa posible. Te mando un abrazo!!!

HiperInteractivo dijo...

No pudiste haberlo dicho mejor. =)