jueves, 11 de noviembre de 2010

Piel vegetal.

Protegiendo el vulnerable interior de una planta del ataque de insectos o de las inclemencias del tiempo, la corteza es la capa más externa y la que le da a cada planta su sello distintivo.
Las hay de textura lisa y blancura tal que, cuando la luz del sol incide en ellas, parecen brillar.

Otras tantas están en continuo proceso de exfoliación. Desprendiéndose de las células viejas para dar paso a tejido nuevo.

Profundas grietas caracterizan a otras más. Con la intención de retener más humedad, o materia orgánica.

Las hay incluso con alto contenido de clorofila...

...o con elementos protectores....
Acanaladas...
...o sin detalles...
Al final, cada quien ve en ellas elementos fascinantes y echa a volar la imaginación.

1 comentario:

Javier dijo...

me encantaron las imágenes :D