miércoles, 2 de septiembre de 2009

El gran cabrón

No, no me refiero a ninguno de estos (que más que cabrones, más bien son bueyes, asnos o francamente bestias):



Me refiero a esto:
Es uno de los cuadros que forman parte de las llamadas "Pinturas Negras" de Francisco de Goya (aquel de "La Maja Vestida/Desnuda"). Óleo sobre revoco, también se le conoce como "El aquelarre", y fue pintado entre 1820 y 1823, para después ser transferido a lienzo, proceso en el cual se perdíó una parte de la obra. Es un cuadro de tinte oscuro, pero que encierra un profundo significado, más allá de las connotaciones brujeriles de la temática principal. En este conjunto de obras, el pintor hacía un retrato, o más bien una sátira de la sociedad de su época, sin miramientos de ningún tipo. Producto de un artista ya anciano, que de ser condescendiente y optimista en las temáticas que ilustraba pasa a ser alguien arrebatado, dispuesto a mostrar las cosas desde su muy peculiar perspectiva, despojadas de todo detalle, pero siempre buscando lo esencial.
La figura central de este cuadro es Satanás, en forma de un enorme macho cabrío con hábito de monje, presidiendo una reunión de brujas. Éstas, una masa grotesca de rostros deformes y cuerpos decrépitos, se muestra atenta ante la presencia de su patrón. El diablo es representado tan sólo como una enorme silueta negra de la que se alcanza a distinguir el contorno de un ojo, en forma de una delgada línea blanca. Su boca entreabierta sugiere que está hablando. Dirigiendo sus palabras a la mujer joven situada frente a él, con pañuelo blanco envolviéndole la cabeza. Probablemente una aprendiz en su ceremonia de iniciación, ya que se le observa sonriente, emocionada. Frente a ella, y junto a Satán, una mujer vieja, con mantilla blanca como de novicia, también dirige su mirada a la joven. El resto de las brujas mira con atención a su jefe, atentas a sus palabras. ¿Qué clase de cosas dirá? ¿Cómo será oir su voz? Llama la atención la figura femenina situada al lado derecho del cuadro, en contraposición a la figura del macho cabrío. Una figura femenina de la que no se alcanza a apreciar el rostro, el cual está cubierto por una mantilla negra y sostiene en sus manos un acordeón. ¿Una niña? Probablemente. La pregunta es ¿qué hace en un ambiente semejante?¿cuál es su significado? ¿el autor quiso poner un indicio de esperanza en medio de un panorama tan sombrío, en el que toda una muchedumbre, tal vez la humanidad entera, rinde pleitesía al mal?
Cada quien saque sus conclusiones....

7 comentarios:

Champy dijo...

Uta...mientras más pasa el tiempo mas compruebo que cada cabeza es un mundo, y ni idea como reaccionara el mundo vecino, por muy conocidos que seamos.

Es una técnica relativamente popular entre los grandes pintores, por Europa, en sus respectivos museos, casi todos muestran algo similar.

Saludos.

2046

Noé dijo...

Champs:
¿Sabes? Me parece que la temática del cuadro no está muy alejada de la realidad. Basta ver lo que pasa en muchos países, donde gran parte del pueblo idolatra a próceres sumamente cuestionables. Pero bueno, como bien dices, cada cabeza es un mundo. Saludos!!

casacelis dijo...

A mi mas que llevarme a sacar una conclusion, este tipo de obras me lleva a cuestionarme ¿como es que el artista, en este caso Goya, logra plasmar una imagen llena de simbolismos con los que a partir de esta, la humanidad misma (sin exagerar) puede sacar precisamente sus conclusiones?

Fascinante.

Un abrazo!

casacelis dijo...

Algo que quiero dejar plasmado y bien claro:

Que ni remotamente ninguno de los mequetrefes que haya arriba plasmaste y que a la historia, ni modo, ya pasaron, crean que se les puede comparar con un cuadro de Goya.

Nomás faltaba.

=)

Noé dijo...

Casacelis:
Pero qué acaso, cuando alguno de estos pelados (Hitler, Stalin, cualquier otro dictador) pronunciaba sus discursos no había una masa frenética atenta a sus palabras y dispuesta a dar la vida por esas doctrinas?? Esa es la similitud que hallo con este cuadro. Una muestra más de que Goya fue un geniazo. Hace su propuesta, el resto de nosotros la interpretamos. Saludos!!!

tnf25 dijo...

Goya, siempre me ha inspirado un cierto nivel de dureza y de amargura, lo cual no digo que sea malo, que al final cada quien ve lo que quiere ver….este en particular me gusta, pero yo lo veo mas como un tema e la fascinación por lo prohibido…saludos!

Botica Pop dijo...

una vez escribí un texto sobre un cuadro de goya. y es que me alucina la crudeza de sus pinceles y la facilidad con la que transmite mil emociones a la vez. soy fan total.

ah si, el texto, por si a alguien le interesa http://bit.ly/1GtLsl