lunes, 30 de noviembre de 2009

El equilibrio de las partes

Les presento mi juego de Jenga en versión paleolítica. Está padre ¿no? A mi me relaja mucho. Acomodar las piedras una sobre otra, tratando de hallar la posición y el ángulo adecuados para que embonen bien y haya equilibrio entre cada una y que al final se produzca esta pequeña construcción. A veces me aburre el orden en que las voy poniendo, y cambio. La más chica debajo, la mayor en la parte de arriba. Esta aquí, esta otra por allá. Al final, el resultado es diferente. La pila de piedras adquiere una fisonomía distinta. Esa fisonomía puede durar o ser muy breve. Termino de poner la última piedra y resulta que todo se bambolea y se viene abajo. O, por el contrario, permanece estable...como en este caso. Ha estado así por días. Inmutable. ¿Firme? No lo sé. A veces basta un ligero disturbio para que ésta se balancee de nuevo y amenace con caer. Pero... a diferencia de ocasiones pasadas, pienso que en este caso permanece un poco más debido a que tiene una base amplia. Sin embargo, bastaría un leve empujón para que todo se venga abajo ¿por qué? Simplemente porque las partes, a pesar de estar en equilibrio, carecen de una fuerza que las haga estar unidas. No hay cohesión. No hay algo que las haga mantenerse unidas. Están juntas, pero son independientes una de la otra.

Pienso que la vida, nuestra vida, es semejante a esta estructura. Estamos formados por etapas, momentos, recuerdos, bagajes, sentimientos, información. Si a ello le agregamos esa chispa, ese "yo mismo", nuestra personalidad, obtenemos al individuo. Al ser humano. Todas las partes que componen nuestra vida están igual que estas piezas de piedra, en equilibrio constante. ¿Cómo hallar ese "neutro balance"?(sin hacer publicidad a los jabones =P). ¿Cuál es la base amplia sobre la que nos cimentamos y que evita que caigamos? Para algunos son sus principios, para otros su educación, para otros tantos su fe, para muchos más Dios (en la forma en como prefieran creer en Él y visualizarlo). Ahora bien, ya tenemos la base. ¿Cuál es, entonces, el factor que propicie la cohesión entre cada una de las fases de nuestra vida? ¿Seguirían siendo los mismos que enumeré anteriormente? ¿Se añadirían a la mezcla de la argamasa cosas como la congruencia, la honestidad, las aspiraciones, la compasión, la generosidad, la perseverancia? ¿O será acaso el amor? No lo sé. Somos tan semejantes, pero al mismo tiempo hay tantas disimilitudes, que generalizar sería una reverenda tontería. El punto es ¿con qué cimentamos nuestro Jenga? ¿cómo logramos el equilibrio entre las partes? ¿cómo evitamos caer cuando algo nos mueve el piso? Estoy seguro que en cada uno de nuestros casos particulares deben haber factores que nos han hecho funcionar. De otro modo, hace mucho que no estuviéramos aquí.

Cimentemos, y aun más, mantengamos esa cohesión entre todas las partes que constituyen nuestra vida. Por lo pronto, ya tengo nuevas piezas que añadir a la estructura. Veremos cómo queda. Estoy seguro que se verá genial.

8 comentarios:

Jaime Rivera dijo...

Qué manera tan interesante de desestresarse... yo me estresaría más.

Noé dijo...

Jaime:
En mi caso funciona porque tengo pulso de maraquero, jaja. En serio, aunque no esté nervioso me tiemblan mucho las manos. Entonces el ir poniendo las piezas una sobre otra requiere de concentración para que con la temblorina no se me derrumben. El resultado, bueno, ahí está =P Buen lunes!!!

Carlos dijo...

puuff como un jenga jaja no lo había visto así, pero tienes razón es una buena analogía, jaja se van quitando piezas y añadiendo otras, siempre habrá una base obviemente y con el tiempo se le iráañadiendo lo demás, uuchas sobre la fuerza que sostiene la spiezas mm... en el jenga es el "wey no mames despacitooo" jaja en la vida putts no lo sé...

jaja encuentro desestresante el acomodar copias :s que teto jajaja

Javier dijo...

un montón de desestresamiento que siempre es necesario!

Champy dijo...

En un primer instantaneo pensamiento me paso lo mismo que a Jaime...quizá me estresaría mas.
Pero ya más a detalle, lo relacione con algo que me acab de suceder:

Este domingo pasado fuí a hacerme unos decorados corporales (tatoos! Mal pensado!) Y me estaba doliendo de la verga!! Horrible!!! Y mira que ya tengo callo en esto! Ps dije en que chingaos me entretengo para distraerme??? Dije si hubiera traído mis audifonos ahorita estuviera pegando de gritos con Molotov o Mago de Oz.....y en eso, repasando en mi cell phone, que se me atravieza un menú de juegos!!! Y me pongo a jugar primero con una viborita estupida (el estupído soy yo pero el dolor era insoportable) que se daba de topes contra la barda que la limitaba..... me dolió tanto chingadazo y mejor me puse a construir una ciudad, y ahí estaba yo montando piso sobre piso (como tus piedritas), y caí en la cuenta que mientrás más cuidado pongamos en los cimientos, en eso que nos agarra a la tierra, está más cabrón que nos tumben. Así vengan 2046 brujas y nos echen sus maleficios, así nos azoten 2046 crisis, así... si nos preocupamos un poquito por que cada ladrillito de nuestro ser, se agarré uno a otro, nada nos mueve.

Yo reniego mucho, de a madre! Ya debo tener el hígado hcho pedazos, pero tambien me la paso dando gracias a Dios, todo el tiempo. A mi no me duele nada (solo el alma pero ese no cuenta, bueno y mis tatuajes pero ese es otro pedo), mi madre, con todo y su oratez hizo un gran trabajo, soy sano y fuerte, a partir de lo que a mi me corresponde, he tratado de llevar una vida sana y muy decente.

Mi tezón, mis conocimientos, mis gustos, mis hobbies, mi cine, mis libros, mi vida es mía, yo lahe moldeado solito y a mi entero antojo... Como la Agrado, pienso que uno es más auténtico conoforme más se acerca a lo que ha soñado uno de si mismo.

Y si en eso sueños va un techo o un cimiento, cada quien.

Yo prefiero unas alas.

2046

RNST dijo...

pues mira... yo opino que no hay un factor de cohesión... las partes del jenga original y de tu jenga paleolítico no tienen sustancias especiales ni "factores" que los mantengan unidos ni en equilibrio... el equilibrio es inherente al acomodo de los segmentos y partes que unas... en la vida es igual... he aprendido que no necesitas de Dios (mi madre me mata si me escucha), de la fé, de la amistad, ni de la educación ni nada de eso para "equilibrar" tu vida... las partes que mencionas serán mantenidas si son correctamente colocadas, si las piezas son fuertes, con contactos sólidos... Pero no me malinterpretes... no es que no necesites para nada los factores mencionados por que son los que nos orientan a como ESCOGER y ACOMODAR las piezas, pero no son el "pegamento" de las piezas... bueno... eso opino yo

Noé dijo...

Carlos:
Y la cuestión también sería cuántas piezas más se pueden añadir a ello. Acomodar copias...jejeje, lo intentaré.

Javier:
Por supuesto que es necesario!!!

Champs:
Pues admiro tu valor para hacerte un nuevo dibujito corporal. Y me da gusto saber que eres una persona bien, pero bien ubicada y con los pies en la tierra, pero la mente allá por todo lo alto. Hasta donde puedo ver, eres alguien congruente y auténtico. Y eso se agradece. Pocos en la actualidad.

Rnst:
Gustazo de verte por aquí. Y me gustó también tu punto de vista. En mi caso, es lo que siento que ha funcionado. Pero como digo también, cada uno funciona de manera distinta y generalizar está de más. Saludotes!!!

wisho dijo...

hahaha!; nah!; lo mio, lo mio, lo mio...no es en jenga; lo mio seria un scrabble/literati :D con todas las piezas desacomodadas y así XD

saludos!; me gusto tu post! :D