jueves, 19 de noviembre de 2009

¿A qué huele la selva?

A serranía y laderas escarpadas. A agua que baja cantando entre las piedras.
A enormes y añosos árboles. A pasajes entre las rocas. A musgo y orquídeas.

A materia en constante tránsito. A frutos no conocidos. A destellos de color.
A profusión de formas, dimensiones y diseños.

A raros insectos.
A furtivos animales. A cantos y llamados. Y también a profundo silencio.


A mañanas neblinosas.
A largas caminatas.
A pérdida acelerada.
A soledades.
Huele a misterio, leyenda y fascinación. Pero también huele a la urgencia de ser preservada y aprovechada racionalmente. Para que los que vienen nunca hagan esa pregunta.
Las fotos representan dos lugares que resguardan lo poco que queda de la antes amplia cobertura forestal de Tabasco: el Parque Estatal de La Sierra de Tabasco, en los municipios de Teapa y Tacotalpa y el Parque Ecológico La Chontalpa, en el municipio de Càrdenas. Dos sitios maravillosos que, desafortunadamente, no están exentos de la depredación humana. Sirvan estas imágenes como un medio de difusión de las riquezas naturales que allí se encuentran....

5 comentarios:

Javier dijo...

oye qué bonitas fotos!

casacelis dijo...

...si, a todo eso huela y creo que a más tambien.

Las imágenes son maravillosas. Tan solo la penultima podría ser mejor sin ese postel que sostiene los cables de electricidad (va a tono tambien con esa deforestación que mencionas).

Salu2!

Noé dijo...

Javier:
Gracias!! Y voy por más, jeje.

Casacelis:
Definitivamente es un ambiente mágico, hermoso y muy frágil. Creo que siempre existirà esa disyuntiva entre preservar recursos naturales y la idea de "progreso" que tanta destrucción trae consigo.

wisho dijo...

que chido es estar en contacto con la naturaleza...
saludos!

tnf25 dijo...

huele a como fue, a como un dia volvera a ser....