lunes, 5 de octubre de 2009

Días extraños


Lo que pintaba para un fin de semana ordinario se volvió todo lo contrario:



*A sólo 15 días de haberse suscitado un enfrentamiento entre narcos y la policía en esta ciudad ¡sopas! que el sábado se produce otro. Esta vez me tocó estar cerca del lugar. Yendo en el microbús hacia el centro, y al pasar por un supermercado, se empezaron a escuchar los disparos. Primero esporádicos, como si estuvieran tronando cohetes. Era la primera vez que escuchaba un enfrentamiento. Supe que algo andaba mal porque frente al micro dos camiones de transporte estaban detenidos, bloqueando el boulevard y la gente que iba en ellos se bajó a toda prisa, especialmente mujeres con niños en brazos. Quedé asombrado. El chofer sólo atinó a decir "...pues...agáchense" a la vez que daba en reversa y buscaba un retorno por el cual alejarse de la zona. Aunque no estábamos exactamente en el sitio del enfrentamiento (éste estaba como a dos cuadras de distancia) el riesgo existía. Conforme regresábamos al punto de partida, el chofer hacía señas a los demás conductores que se regresaran. Los disparos esporádicos cesaban por momentos y luego se escuchaba el tableteo de armas automáticas. Y, en general, un ambiente de nervios. Al llegar a la parada de autobuses, otras unidades también estaban bajando gente, algunos con crisis de nervios, otros asustados, otros preguntando qué pasaba. Y un tráfico de la fregada. Es común en esta ciudad que, al haber un tiroteo, las principales avenidas son bloqueadas con camiones o trailers, para evitar que la policía o el ejército lleguen con refuerzos al sitio del enfrentamiento. Una más, habría que preguntarse ¿habrá una próxima?....


*En lo que se normalizaba la situación, bajamos del micro, caminé unas cuadras y tomé un taxi que me llevara al centro de la ciudad, por una ruta alterna. Al estar bloqueadas las avenidas, el chofer dio vueltas por varias callecillas. En el centro todo parecía normal. Sin embargo, los rumores de boca en boca ya empezaban a propagarse, como cada vez que sucede algo así. Cosa curiosa, conocí a alguien con quien simpaticé mucho. Bueno, creo que algo positivo debía salir de eso.


*Desde ayer domingo estoy preocupado por un amigo del Twitter. No contesta mensajes, no responde llamadas y su cuenta ha desaparecido....Espero no haya sucedido algo malo con él.


*Descanse en paz Mercedes Sosa. Hoy más que nunca recuerdo la letra de "Gracias a la vida" y otras tantas canciones que ella interpretó e hizo suyas. Un par de amigas la van a extrañar especialmente. Una porque acostumbraba llevar una vieja grabadora y cd´s de trova a las salidas a campo. Ahí fue donde conocí más a detalle las canciones de esta artista. La otra, mi compañera de casa, quien ocasionalmente tararea "Sólo le pido a Dios" o "Cambia, todo cambia" mientras cocina o hace cualquier cosa:

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia el mas fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
Aúnque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia, todo cambia
Cambia ,todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por mas lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente

Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana

Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

Pero no cambia mi amor...

Así de esas tenemos.

5 comentarios:

casacelis dijo...

Loa que parecía "solo pasaba en la tele" cada vez es más frecuente y más cerca. Aquí en Veracruz puerto se han sucitado también cosas que ni remotamente en otro tiempo se pudieron haber imaginado: y a la vuleta de la esquina.

Ojalá sea solo el inter de que esto se acabe pronto pero, parece estamos lejos de eso (sin querer ser pesimista).

No soy fan de la música de Mercedes Sosa pero desde luego es lamentable la pérdida de este ícono de la música latinoamericana.

Abrazos!

Champy dijo...

A mi ya van varias bien cerquitita.... y uno se acostumbre.

Eso es lo terrible.

En ocasiones veo que el miedo quiere entrar, y en chinga activo mis poderes fantásticos.... quizá sea peor pero no se consigue nada.

De las que se ha librado Mercedes.....

Dios la tenga donde merezca.

2046

wisho dijo...

si, estuvo algo fuerte en esta ocasion la balacera de este fin de semana...luego, luego pense en ti; y en otros amigos que se que andan en la calla, por eso les mande msg...para que se resguardaran...estuvo feito :-x

te recomiendo leer esto: http://wisho.blogspot.com/2009/10/y-lo-hice.html

no he escuchado canción alguna de Mercedes Sosa (buscare algunas en youtube), pero es lamentable su fallecimiento.

saluditos y bonito día! :)

Gus dijo...

Coincido con Champy. Hace 16 años escribía que lo peor que puede pasarle a un sociedad o a un individuo es acostumbrarse a la barbarie, al sufrimiento o al sinsentido y mira...

Noé dijo...

Casacelis:
Desafortunadamente es un mal que se está extendiendo a todas partes, y cada vez se manifiesta con mayor intensidad. Las promesas de dinero fácil y sus consecuencias...

Champs:
No te acostumbres. Y en su momento le haremos compañía a doña Mercedes. Sólo hay que procurar que no sea sin haber hecho lo suficiente...

Wisho:
Y tú me tenías preocupado a mí, guey!!! Pero qué bueno que también te encuentras bien. Reitero: aquí estamos para lo que se ofrezca :)

Gus:
No podría estar más de acuerdo. Cuando una víctima de un suceso así se convierte tan sólo en una estadística, cuando la violencia se incrementa y la gente se alarma pero luego todo vuelve a la "normalidad" y se olvida de lo que pasó...es un mal síntoma. Todos los plomeados abrazos.