jueves, 23 de julio de 2009

NAHUEL/ BALAM

…Sí, sólo un pequeño esfuerzo más y estará listo..no pasaré hambre por muchos días con este toro gordo…¿Qué oigo? Gritos de humanos, ladridos de perros ¡miserables alimañas! Deben haberme olido desde hace mucho. Debo correr, huir lo más pronto posible hacia la montaña. Ya el humano del sombrero ha sacado esa vara larga que escupe fuego. Sólo corro….ladridos, gritos, conmoción….un estruendo….

Ya llevo dos días cojeando de una pata trasera. Es de noche y no he podido cazar nada. La herida parece no sanar del todo. Buarrfff, es dolorosa. Al menos tuve tiempo de llegar hasta el río y cruzarlo nadando. Así los perros perdieron mi rastro. No creo que puedan verme ahora. Negra es mi piel, tan negra como lo es la noche, como lo fue mi madre, aquella del par de ojos como piedras de jade, cuya sola presencia paralizaba de terror al incauto venado, la que podía vencer en franca lucha a la danta o al jabalí, la que no temía lanzarse sobre el enorme caimán en la orilla del río y, evitando sus coletazos mortales, voltearlo y desgarrarle el vientre. Muy fuerte y valiente que era mi madre. Tanto que mató al cazador de la aldea de los humanos, aquel que victimó a tantos de los nuestros. El tipo no tuvo ni oportunidad de defenderse. Y ella lo dejó ahí, tirado, porque no nos degradamos comiendo carne humana. Se quedó ahí hasta que su cadáver hedió ¡y vaya que apestan!

Y después llegaron ellos. Como hormigas invasoras, legiones de ellos invadieron nuestra tierra, arrasando con todo lo que encontraban a su paso. La selva entera tembló bajo sus pies. De día y de noche no cesaron los estruendos de sus varas que escupen muerte, día y noche los antiguos y enormes árboles que nos dieron cobijo cayeron uno tras otro, vencidos por sus enormes bestias de metal, el fuego devoró las entrañas de nuestra Selva Madre. Hasta nuestro refugio llegaban los retumbos de los árboles al caer, el traqueteo de sus máquinas, los ladridos de sus perros, los chillidos de sus asquerosos cachorros. Nos obligan a todos, legítimos dueños de este territorio, a emprender la huida, ¿a dónde? No se sabe. Ya los tucanes han dado la voz de aviso: “Aquella comarca, más allá de las montañas…allá no ha llegado el humano..es sitio bueno para nosotros…aquí moriremos de hambre”. Sin árboles, sin caza abundante, con el hombre siempre siguiéndonos los pasos. ¡Malditas…..malditas sean las entrañas que los engendraron! Nuestro hogar ha desaparecido, ha sido reducido a cenizas y carbón por causa de ellos ¡estúpida raza de monos sin pelo! Mala sarna se los coma a ellos y a sus crías...
Ladridos….cada vez más cerca. Perros, muchos y vigorosos. Tras de ellos, humanos armados. Dos, tal vez tres. Pelea!!! Quieren pelea?? Pelea tendrán!! No les daré el gusto de la victoria cobarde de la que tanto se ufanan. Mírenme, par de monos!!! Ya un perro ha caído, el cráneo roto de un solo zarpazo. Dos más han volado por los aires. No es buena idea venir ante mí en son de guerra, sobre todo con tanta furia que traigo por los agravios cometidos. Quedan ustedes dos… por qué tiemblan?? No les da valor su tonta vara?? Mírenme!!! Mírenme a los ojos y dénse cuenta que, aun muerto, pertenezco a una raza mucho más valiosa que la suya. La raza del ataque silencioso y fulminante, de la garra pronta, de los colmillos y la fuerza, de la astucia y la fiereza. MÍRENME HUMANOS!!! ESCUCHEN MI RUGIDO!!! MÍRENME Y TIEMBLEN!!!

10 comentarios:

Gus dijo...

Wow! ¿Es tuyo? Tsiik Nuuk Balam.

Noé dijo...

Gus:
Totalmente.

Champy dijo...

me parece estar viendo a un lindo gatito!!!

Se llevaría bien con Bagoas????

Yo quiero uno.

2046

Noé dijo...

Bagoas se lleva bien con todo. Tiene ese don :P

tnf25 dijo...

Muy bueno... para pensarle

Gus dijo...

Te digo...Ustedes dos ya se cogieron o van a repetir? Tiene usted razón, Don Champy, luego uno se siente medio intruso en algunos espacios en algunos momentos.

Me gusta como piensas, Noecito.

Gus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Noé dijo...

TNF25:
Bienvenido y gracias por el comentario!! Da gusto verte por acá.

Gus:
Ni cogido ni en repetición, jajaja. No se sienta in-truso, que yo no soy excluyente :P

Gus dijo...

Acabo de volverlo a leer. Wow, me siento ahí. Bien, choquito, bien.

Noé dijo...

Gus:
Ashas, ashas