miércoles, 5 de agosto de 2009

Carnitas a la Extinción

…Pos sí, recuerdo que fue el meritito domingo pasado cuando trajeron el animalote ese al pueblo ¿Decía, señor? ¿cigarros? Permítame tantito…aquí tiene…son 10 pesos…de nada, ándele señor…Ah pues sí, le decía, doncito, que fue el domingo cuando trajeron el cuerpo del animal ese y lo colgaron de la ceiba que está allá en la plaza ¡¡Ah diablo!! ¡¡Pesadísima la cosa esa!! ¡¡Pesaba más que el pinche Inocencio!! Y ya ve usté que al Chencho más bien le dicen el Chancho ¿se acuerda usté cuando él estaba chamaco y reteflaco, que parecía de esas cañas de carrizo que crecen allá en el bajial? ¡¡quién lo viera ahora!! Se infló retefeo, pero es porque dicen que la Chabela, su vieja, le hizo un embrujo juertísimo allá con doña Pascuala la curandera. Y todo porque el muy güey se huyó con una chamaca de allá del otro lado del río. Y ya ve que la Chabela pos no es ninguna cosita dulce, no, si es de tenerle miedo, y ¡zaz! Que aparte que lo dejó todo hinchado a como lo ve, también lo dejó inservible “de por allá”. No´mbre, si fue un caso bien sonado acá en el pueblo. Ah, pero pos le venía yo diciendo, don, que traen pues el animal ese…¡mendiga bestia! Tuvimos que cargarla como entre diez y subirla a la camioneta que nos prestó don Nando ¿Que cómo era? Ah, pos mire usté, era bastante grande, más que cualquier marrano de los de acá y tenía un cuero bastante grueso y las patas gruesas como de caballo, nomás que en vez de una pezuña tenía tres ¡¡va usté a creer?!! Y de la cabeza, pos ya no se distinguía mucho, porque cuando fuimos a recogerlo tenía todo el cerebro de fuera, por los no sé cuántos carabinazos que le dio don Román. No´mbre, ya ve que don ese tiene retebuena puntería, jajaja, pa´esto de montear y pos también pa´las viejas. Si supiera usté cuánta chamaca anda por ahí pregonando que quién las preñó fue este fulano. Y vaya que lo buscan los familiares de estas viejas, pos pa´que pague los agravios ¿no? Y nomás que este méndigo de don Román siempre la libra!! Quién sabe a qué santo o cosa se encomienda, que anda por ahí quitaíto de la pena, y eso que ya debe varias. Pero bueno, por algo don Nicasio le encomendó especialmente que le matara al “estraterrestre” ese que andaba por las milpas. No´mbre, porque ya se estaba acabando su maíz, y ¿qué tal que cuando se acabara el maíz de don Nicasio se siguiera con las otras milpas, las nuestras? Y cuando se hubiera acabado todo el maíz ¿será que nos hubiese comido a los pollos, a los marranos o, peor aún doncito, a los chamacos? Si todos estaban reteasustados cuando llegó don Nicasio con la noticia de que se había aparecido un “estraterrestre” en su parcela y que le estaba comiendo el maíz. Que uno de sus chamacos lo había visto en la noche, en plena noche, va usté a creer, porque se quedó vigilando pensando que eran algunos hijuesú los que se estaban acabando la milpa. Del susto, el pobre chamaco se cagó en los pantalones, y que va corriendo a contarle al tata que había visto un "estraterrestre" trompudo de cuatro patas, con ojos brillosos y tan grande como un potrillo, y luego que no, que no era "estraterrestre", que era dinosaurio y luego que no, que era el chupacabras que había revivido y todo eso. ¡Ay Padre Celestial! No, pos que al día siguiente va toda una junta de ejidatarios preocupados con Don Lolo, el presidente municipal, pa exponer pues la amenaza esa. Porque sí, imagínese, qué tal que luego nos chupaba el cerebro?? Pos había que ver por las familias, no?? Uno como quiera, pero las criaturas.....Y bueno, que Don Lolo mueve a toda la policía municipal, en apoyo pues de los ejidatarios, que ya estaban con carabinas y rifles y todo eso, que pa´buscar al "estraterrestre" y darle en toda la madre. Y todo el pueblo retepreocupado porque tardaron varios días en encontrarlo. Y luego, los pinches policías huevones que nomás iban al monte a hacerse pendejos y dejaron sin vigilancia el centro. Robaron como en 5 ó 6 negocios en todo ese tiempo.
Y ya por último, pos que hace tres días al fin lo encontraron. Salieron ese día como a las 5 de la mañana, va usted a creer. Y anduvieron busque y busque entre las milpas, en el monte, a la orilla de los cenotes a ver si daban con el monstruo ese. Y sí, fue Don Román el que lo halló. Y sí, fue él quien le dio los no sé cuántos carabinazos en la cabeza. Ah, y luego hasta foto se tomó ya con el "estraterrestre" muerto. Que hasta las iban a mandar a México, con el señor este barbudo que siempre habla de "ocnis" en la tele. Sí, ese de nombre raro.....Aaaahhh, sí, ese el Jaime "Mansán". Y bueno, que vamos todos a cargar al animal ese y a subirlo a la camioneta y fue cuando lo trajimos a la plaza y lo colgamos de la ceiba que está junto a la primaria.
Yo no sé quién corrió la voz, que luego la gente de los ejidos cercanos llegó pues a ver al "estraterrestre". Yo creo que fueron los policías huevones. Y bueno, además como Don Lolo también había dado su apoyo a la cacería, pos que vienen los del gobierno estatal, a ver al dichoso estraterrestre. Y entre ese montón, unos inspectores de la SEMAR...sepa su madre y de no sé qué otra cosa. Y que llegan y que ven al animal. Y uno de ellos que dice "BOLA DE PENDEJOS, eso no es un extraterrestre, es un tapir y es una especie en peligro de EXTINCIÓN, ¿Quién es el responsable?" Y no, pos todos dijeron "Lo mató Don Román, lo mató Don Román". Pos nosotros qué íbamos a saber que así se llamaba el animal ese y que además estuviera en "ebstinción"., si nunca habíamos visto uno de esos por acá. Según ellos que hace mucho tiempo sí había por estos rumbos. Habrá sido en los tiempos de la más vieja de su casa. Pero bueno, que Don Lolo se puso pálido pàlido y que hace pasar a todos los del gobierno estatal a su oficina. Estuvieron ahí largo rato. Pero al final, todos salieron sonrientes, agarraron sus camionetas y se largaron.

Y en cuanto al "estraterrestre" o tapir o como chingaos se llame, pos al día siguiente no sabemos quienes lo descolgaron de la ceiba y desapareció el cuerpo. Dicen que se lo llevaron a la capital, que para un museo o algo así. Ah, por cierto, ayer fueron los 15 años de la sobrina de Don Lolo. Viera usted qué rica la cochinita pibil que sirvieron en la fiesta. No gusta usted?? Traje pa´l recalentado......

La nota real aquí.

6 comentarios:

tnf25 dijo...

pufff! Cuanto hace que no veo un Tapir!!!??

Gus dijo...

Me parece increíble que gente que vive en la selva o cerca no conozca un tapir. Hasta tienen nombres en dialecto y todo, no?

Gus dijo...

Insisto, el peor enemigo de la humanidad es nuestra propia ignorancia (y el miedo, que la acompaña seguido).

Noé dijo...

TNF25:
Al menos has tenido esa suerte. Animales muy interesantes, por su conducta cauta y silenciosa.
GUS:
Cuando leí por primera vez esa nota en el periódico se me hacía inverosimil. Pero tomando en cuenta que este animal ha desaparecido de muchas regiones del sur del país desde hace ya muchísimo tiempo, es comprensible que las generaciones actuales no estén tan familiarizadas con él. Los mayas le llaman tzimín, los lacandones cash-itzimin y los choles tizimin. No hay mucha diferencia. Y de la ignorancia y el miedo se origina el prejuicio, y peor aún, el odio. Y eso aplica no sólo a la actitud del hombre con la naturaleza, sino tmbn a la del hombre hacia el hombre mismo.

Gus dijo...

Ps sí...ahora cuando vea una jota fea en la calle o a una tachada odiosa con monster face en el antro, le dispararé. Total, si me agarran puedo decir que pensé que era un extraterrestre. No pasará de que me sancione la PROFEPA.

Noé dijo...

Gus:
Jajajaja, tas loko....Aunque no es mala idea (a continuación, expresión de Jack Torrance en mi rostro, ñaka ñaka)